Teoría musical: Tendencias y grados de los acordes

I Grado:

Todos los acordes tienden a moverse hacia él.

II Grado:

Tiende a moverse con igual fuerza hacia tónica que hacia dominante (contiene la 4ª nota de la tonalidad).

III Grado:

Tiende a moverse hacia el acorde del VI grado o bien hacia el II o IV grado.

IV Grado:

Se mueve con igual fuerza hacia tónica o dominante.

  • IV — I = Cadencia plagal

Nota: Las cadencias determinan el tipo de reposo en la frase musical, próximamente definiremos los tipos.

V Grado:

Tiende a moverse hacia tónica.

  • V — I = Cadencia auténtica conclusiva.
  • V — III = Cadencia rota
  • V — IV = Cadencia rota
  • V — IV= También cadencia blues

Cuando la progresión armónica se detiene momentaneamente sobre el acorde del V grado se produce una «semicadencia».

VI Grado:

Tiende a moverse hacia el II o el V y es frecuentemente usado después del V como cadencia rota.

VII Grado:

Tiende a moverse sobre todo hacia el I aunque también se usa hacia el III.
Es un acorde inusual ya que contiene la 4ª y 7ª nota de la tonalidad.

bVII Grado:

No es un acorde diatónico, aunque sí de frecuente uso en una progresión diatónica, es el resultado de rebajar un semitono la fundamental del acorde del VII grado, el cual recordemos es de uso poco frecuente.
El resultado es un acorde mayor, 1,3,5, de función no diatónica, aunque al contener la 4ª nota de la tonalidad tiene una cierta función de subdominante.
Se usa sobre todo moviendose hacia el I grado o en una cadencia IV-V-I tomando el lugar del V dando como resultado IV – bVII – I

Otros movimientos usuales son hacia el I, IIIm, VIIm7, Vm7, V7 o V7sus4.