Hervir las cuerdas de la guitarra

Más de una vez he pensado en hacer la prueba, pero la verdad, nunca me he decidido. Corre el mito o rumor de que hervir las cuerdas usadas de la guitarra hace que estas recuperen el sonido y brillo del primer día.

Por una parte, se dice que efectivamente, funciona, pero en lo referente a la guitarra eléctrica el efecto deseado dura más bien poco, vamos, que no hay color en comparación con estrenar cuerdas nuevas. No obstante, en el mundo del bajo eléctrico, sí que parece ser una técnica extendida, sobre todo, como los bajistas sabréis, debido al precio que tienen las cuerdas de este instrumento.

Otro de los motivos que hace que algunos guitarristas sigan este «tratamiento» para sus cuerdas, es que permite conseguir que la afinación de la guitarra sea más estable, por ejemplo Eddie Van Halen lo hacía con las cuerdas nuevas, primero las hervía y después las montaban en la guitarra.

Los pasos son sencillos, meter las cuerdas (enrolladas como cuando las compramos nuevas) en agua hirviendo, dejar unos pocos minutos, sacar y secar rápido para evitar la oxidación.

¿Alguien ha probado esta técnica? ¿Realmente merece la pena o simplemente es mejor comprar un nuevo juego de cuerdas y olvidarse? Personalmente seguiré comprando juegos nuevos de cuerdas periódicamente.