Crónica del concierto de Paul Gilbert en Zaragoza

Conciertazo sin duda el que hemos vivido esta noche con Paul Gilbert en Zaragoza. Comenzaba puntual con el tema «Hurry Up» del disco «Get Out Of My Yard«, un buen tema para comenzar el concierto y además «sencillo» para Paul, se notaba que quería todavía calentar sus dedos un poquito más. Acto seguido llegaba la impresionante canción «The Curse Of The Castle Dragon» del mismo disco, aquí ya se desataba la furia del maestro en un incesante ir y venir de escalas y tremolo picking. Desde mi ubicación el sonido era prácticamente perfecto, pues realmente escuchaba todo directamente de los amplificadores y de la batería, era sonido directo. La guitarra tenía un sonido de 10, y la técnica de Paul Gilbert desde luego es de otro planeta, ni un ruido salía de su amplificador, todo eran notas limpias, además el feeling que desprendía Gilbert era espectacular.

Tras la locura de «Scarified«, hubo tiempo para la relajación y el goze de los presentes con un par de sus temas más tranquilos, la balada «I Cannot Tell a Lie» y la impresionante «Suite Modale» que nos transportaba a otro mundo con una fusión perfecta de él y su mujer a los teclados, en el que merece especial mención el uso del «sustainer«, sin palabras…

Uno de los mejores momentos del concierto ha sido cuando ha tocado el tema «Norwegian Cowbell«, una canción 100% para directo, en la que el público hemos colaborado con palmas y gritos a la vez que se nos caía la baba con el string skipping de Paul.

Tras temas como «Bronx 1971» o «The Gargoyle«, llegaba el turno del tema de Mr. Big «Green-Tinted Sixties Mind» el cual parecía ser uno de los más esperados por el público sobre todo por la melodía del tapping que en directo es todavía más espectacular.

La parte final del concierto cubrió clásicos como «Viking Kong» o «Down To Mexico», fue sin duda de lo mejor del show, en Viking Kong todos sabéis que Paul se recrea con los solos de guitarra.

Todo terminó con la versión de los Who «Long Live To Rock» y todavía me estoy preguntando ¡¡ Porqué no sacó su guitarra PGM blanca!!

Se me escapan muchas cosas seguro, en resumen fue un concierto increíble, Paul sublime y entregado completamente al público y centrado en su forma perfecta de tocar la guitarra.

A los que hayáis estado en este u otro, ¿ Qué os ha parecido el concierto?

Ah, perdonad por la calidad de las fotos, soy un negado para la fotografía.