Consejos para tocar con más ‘feeling’

Que John Petrucci (Dream Theater, LTE) es un guitarrista con una técnica excepcional, es indiscutible. A lo largo de sus más de tres décadas en el mundo de la música, ha perfeccionado y pulido un estilo virtuoso muy característico, envidiado y admirado por guitarristas a partes iguales. Pero no sólo eso, sino que también es un guitarrista con un don especial para crear pasajes melódicos interesantes y dotar a sus solos de un gran sentimiento, o como ya solemos decir todos, ‘feeling‘.

Recientemente, en una entrevista con el equipo de Music Radar, le pidieron compartir algunos consejos para aquellos guitarristas que han alcanzado un nivel de técnica alto pero que quieren mejorar su expresividad en la guitarra. Aquí algunos puntos tratados en la entrevista con mi propio enfoque y punto de vista.

John Petrucci guitar Ernie Ball

Haz que la guitarra cante

El primer consejo ya lo había escuchado antes a Mika Tyyskä (Mr. Fastfinger). Consiste en enfocar la guitarra como si de nuestra voz se tratase. Cantando es más difícil hacer «shred» y más sencillo centrarse en las notas que importan, crear conversaciones melódicas y hacer que la guitarra ‘cante’. Recuerdo que Mika Tyyskä recomendaba que a la hora de componer un solo, primero lo cantaramos sin tener encima la guitarra, y que una vez desarrollada la idea, pasaramos a plasmarla en la guitarra. Un consejo excepcional para hacer composiciones más melódicas y que escapen de los patrones típicos de escalas. Como ejemplo de este punto, el mítico sólo de David Gilmour en ‘Comfortably Numb’.

Bends, vibrato, expresividad

Una vez que dominamos las principales técnicas de guitarra, podemos ponerlas al servicio de la música. Hay algunas, como los bendings y el vibrato, que permiten dotar a los solos de una gran expresividad, también, por ejemplo, los slides. Eso sí, estas técnicas son más difíciles de lo que mucha gente piensa, el vibrato es sin duda una de las técnicas que separan a un buen guitarrista de uno mediocre, un buen vibrato y una buena ejecución de bendings requiere mucha práctica y la búsqueda de nuestro propio estilo. Seguro que simplemente escuchando un vibrato de Steve Vai o un bending de Marty Friedman, los reconocéis rápido.

Fusión de estilos y calma

Fusión de estilos y control de «la bestia que llevamos dentro». Cuando un guitarrista domina muchas técnicas y toca rápido, suele tratar de utilizar sus solos como un escaparate para mostrar lo bien que toca. Hay que usar la técnica como una herramienta para poder expresar algo en un solo. Esto, junto a la fusión de estilos harán los solos mucho más interesantes y memorables. La gente los recordará e ¡incluso los cantará! Siempre es bonito, por ejemplo, que en un solo de metal se añadan licks de blues, salirse de los patrones establecidos de las escalas para sonar más exótico (con cabeza), etc.

Creo que la idea queda clara, dominar las diferentes técnicas de guitarra (alternate picking, sweep picking, legato, etc), debería servir para ayudar a crear solos de guitarra con más matices y calidad, pero siempre poniendo en primer plano una idea, melodía o historia que contar en el solo.

En lo que respecta a John Petrucci y Dream Theater, os recomiendo escuchar los álbumes «Images and Words» o «Metropolis Pt. 2: Scenes from a Memory» para disfrutar, a mi modo de ver, de sus mejores trabajos, tanto en la composición musical como en los solos de guitarra. Bueno, y ¡también Liquid Tension Experiment! para muestra una canción que pone en práctica todo lo citado en este artículo, «Kindred Spirits»: