Cómo aprender a tocar canciones más rápido

Desde que comencé por pura diversión a aprender a tocar canciones con la guitarra, me di cuenta del esfuerzo que requiere aprender de memoria ciertas canciones, sobre todo si lo que nos gusta es el estilo instrumental, en los que la guitarra es el instrumento principal y todo está lleno de líneas de guitarra, solos, licks, etc.

Como con todo, la práctica es lo más importante, así que con el tiempo me fui dando cuenta de cómo cada vez me resultaba más sencillo, hasta llegar al punto de no necesitar más de 3 ó 4 días (tocando una hora al día) para aprender canciones de grandes guitarristas como Andy Timmons, Nick Johnston, Steve Vai, Tony MacAlpine, Vinnie Moore… podéis echar un vistazo al canal de desafinados en youtube, veréis que normalmente suelo subir un vídeo a la semana.

Así pues, os voy a dejar algunos puntos que considero interesantes para mejorar nuestra capacidad de aprender canciones, y hacerlo rápido.

Practicar en intervalos cortos

Normalmente, en lo que respecta a memorizar o aprender canciones, no suelo hacerlo durante más de 30 minutos seguidos. A partir de ese tiempo, la capacidad de memorizar se reduce considerablemente, al menos en mi caso. Creo que es muchísimo mejor hacer muchas sesiones de 20 ó 30 minutos que una sesión larga de 2 horas.

Aprender por bloques

Intentar aprender de golpe una canción entera, especialmente si hablamos de música instrumental, puede ser una locura. No sólo porque es muy difícil sino porque puede desanimar y hacer que abandonemos la tarea. Para ello, es mejor separar la canción en bloques e ir aprendiéndolos de forma independiente. Después, ya habrá tiempo de juntar todos los bloques y practicar todo de vez. Incluso el solo de guitarra, que será probablemente la parte más compleja, la podéis dividir en sub-bloques.

Repetición

Lamentablemente aunque a muchos no les guste esto es lo más importante, repetir, repetir, repetir. Es la forma más eficiente de memorizar y hacer que la «memoria muscular» permita tocar la canción sin tener que pensar demasiado. Cuando se está interpretando un tema, tiene que fluir. En el momento que hay que pensar, esa magia se pierde (¡y se nota!). Pero es importante combinar este punto con el anterior, memorizar en bloques.

Memorizar las melodías y la canción antes de empezar a tocar

Ponerse a aprender con la guitarra una canción que no conocemos es aún más difícil. Aunque parezca obvio, siempre es recomendable conocer la canción que queremos aprender. Un punto negativo que muchas veces comento sobre todo esto de aprender canciones, es que puedes terminar «empachado» de la canción, esto significa que la terminarás aborreciendo de tanto tocarla, repetirla y aprenderla. Pero tranquilos, se soluciona dejando de escucharla durante un par de meses una vez que la has aprendido y grabado.

Conocimiento básico de patrones y escalas

Cuando uno ya tiene cierta experiencia en esto de aprender canciones, se da cuenta de que con saber de oído la melodía de la canción o las líneas básicas, puede automáticamente tocarla sin necesidad de mirar tablaturas o estudiar nada, es todo gracias al desarrollo del oído musical y el conocimiento de las escalas, intervalos y patrones en la guitarra.

Solos, partes rápidas y licks imposibles

Intentar tocar igual que el guitarrista original todas las partes de una canción, especialmente de un solo, es imposible. Siempre habrá licks que tendrás que adaptar a tu estilo, incluso el propio guitarrista que grabó el tema no hace nunca igual ciertos pasajes debido a que son fruto de la improvisación y únicos de la grabación.

Espero que estos consejos os resulten útiles. Recordad que la practica hace al maestro, así que cuanto más lo intentéis, mejor os saldrá. ¡Suerte!