Yngwie Malmsteen: samples de “Spellbound”

Yngwie Malmsteen SpellBound

En el siguiente vídeo podéis escuchar muestras de las canciones que componen el nuevo disco del guitarrista sueco Yngwie Malmsteen, “Spellbound”. El disco saldrá a la venta el próximo 5 de diciembre (este miércoles).

Yngwie Malmsteen – Spellbound:

  1. Spellbound
  2. High Compression Figure
  3. Let’s Sleeping Dog Lie
  4. Repent
  5. Majestic 12 Suite 1,2&3
  6. Electric Duet
  7. Nasca Lines
  8. Poisoned Mind
  9. God Of War
  10. Iron Blues
  11. Turbo Amadeus
  12. From A Thousand Cutsツ
  13. Requiem For The Lost
 

4 comentarios en “Yngwie Malmsteen: samples de “Spellbound””

  1. Moisés dice:

    Solo el vibrato lo salva de sonar como cualquier neoclasiquillo, me da a mi que no me va a gustar nada el CD… Tiene un sonido demasiado modernoso, me recuerda a Timo Tolki, Luca Turilli, y demás neoclasicistas sin talento… Soy un gran defensor de Malmsteen, pero no me gusta esta “evolución del sonido” que ha tenido, si es que se le puede llamar así, y musicalmente esta claro que no hay evolucion ninguna, pero eso a mi me da un poco igual, Malmsteen, es Malmsteen y punto xD

  2. govam dice:

    Parece un buen disco habra que esperar… de verdad tengo expectativas

  3. OPENMIDS PEOPLE dice:

    Asi es Moiseson, mas de la misma historia pero Malmsteen es el hombre duelale y a quien le arda no sobrabara, pero a chillar al valle papillos.

  4. David Garcia dice:

    El disco es fundamentalmente instrumental. En general me parece un buen disco con algunos puntos flojos. Spellbound es una excelente instrumental, poderosa y efectiva, quizá repite demasiado el riff principal. High compresion figure mezcla a la perfección una melodía barroca con un riff tipo hardrock o blues, es buena. Viene la primera pieza de las tres que son cantadas por Yngwie: Repent tiene un rif power muy sólido y es obvio que Malmsteen buscó una melodía vocal muy sencilla y básica para que se ajustara a su voz, no es la mejor pieza del disco pero tampoco me parece mala, sólo espero una cosa: que no vuelva a cantar o que al menos no se le haga costumbre – cabe señalar, sin embargo, que canta mucho mejor que los bodríos cantados por Satriani o Vai-. Lets sleeping… es un blues melódico con Malmsteen a la voz que es digno de un Hendrix, nada mal; Magestic Suite es una instrumental tipo trilogy bastante elegante, aunque reutiliza partes de piezas anteriores y eso no me deja muy buen sabor de boca, tal vez si me borraran la memoria me sonaría excelente. Electric duet es una bonita y corta pieza estilo Mozart; Nasca lines me parece un tanto insustancial, solos acústicos sin mucho sentido ni melodía, que preceden una agradable melodía eléctrica que dura muy poco, suena a una composición inacabada. Poisoned mind es la tercera vocal que para mi gusto pasa sin pena ni gloria, simplemente no termina de angancharme. Iron blues es un blues instrumental poderoso y pesado, me ha gustado bastante, buen feeling a pesar de que los blues no deberían ser tan rápidos. Turbo amadeus me parece un intento de rellenar el disco con una versión muy desmejorada de una pieza de Mozart que ya había incluído -con mucho mejores resultados -en Magnum Opus, me molestó escuchar este relleno insulso y sin sentido, era mejor no meterlo. from a thousand cuts es una especie de necia continuación del desafortunado track anterior, más molesto me pareció el inútil y estridente solo inicial y luego una suerte de estructura barroca que no me dice nada porque ya la había tocado como solo de otra pieza en otro disco anterior. Finalmente viene una hermosa y melancólica balada instrumental: requiem for the lost souls, buen feeling aunque me hubiera gustado mucho más si dejara sonar la melodía y no ahogara la pieza con solos inutilmente rápidos. Otra desventaja del disco está en la horrible bateria sampleada que suena artificial, monótona, torpe y fea. El afán de Yngwie de ser el único instrumentista en el disco ha afectado el resultado final, si ya el último baterista de Yngwie sonaba mediocre (o al menos Yngwie lo reducía a la mediocridad) ahora la bateria es simplemente horrorosa. Otro punto flaco es la producción que sin ser desatroza hace que los solos suenen tan altos que resultan ruidosos y molestos y los teclados tan bajos que se pierden algunos matices interesantes (por ejemplo los efectos y el colchón ambiental de spellbound). Por otro lado, como sucede con Yngwie, algunos solos resultan necios, impertinentes y a veces molestos. Ya sabemos que Yngwie sabe tocar muy bien rápidamente, le hace falta demostrar más que sabe tocar bien lentamente, sobre todo en piezas que necesitan respiración, silencios, notas largas o frases lentas como es el caso de las instrumentales y los blues. No pierdo la esperanza de que para el próximo disco se consiga buenos músicos y con la vejez aprenda a tocar lento o limitarse a hacer una buena melodía y dejarla sonar. Sigue siendo mi guitarristra preferido a pesar de todo. En fin, el disco tiene piezas memorables, yo no le pongo objeciones al hecho de que sea mayormente instrumental -creo que ya hacia falta un disco como rising force- si para un próximo disco instrumental invitara a Vitalij Kuprij al teclado y como baterista a Mike Portnoy -y los dejara contibuir en un toque más experimental y progre-yo sería feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *