En el momento que un guitarrista aprende los acordes de quinta, llega el momento de aprender otros acordes más “complejos”, aquí encontramos los acordes con cejilla (en inglés conocidos como bar chords).

Básicamente un acorde con cejilla es aquel en el que con el dedo índice (normalmente) presionamos varias o todas las cuerdas de la guitarra. En la siguiente imagen podéis ver un acorde con el dedo índice haciendo cejilla:

Lo primero que hay que advertir a los guitarristas principiantes que empiezan a tocar este tipo de acordes es que al principio cuesta hacerlos bien, por varios motivos, sobre todo porque hacer estos acordes pueden molestar o incluso doler un poco hasta que uno se acostumbra.

En mi opinión, la clave reside en saber aplicar la fuerza necesaria para que el acorde suene bien, ni mucha ni poca. Si aplicamos demasiada fuerza nuestros dedos lo notarán (os dolerán, sobre todo al principio), y si por el contrario la fuerza es insuficiente, las notas sonarán muteadas porque no hay suficiente presión en las cuerdas.

Para comenzar, os recomiendo hacer cejillas de 3 cuerdas en vez de 6, como si estuvierais practicando tríadas. Por ejemplo un acorde de La menor sobre la 1ª,2ª y 3ª cuerda. Ejecutad el siguiente acorde únicamente con el dedo índice presionando las tres primeras cuerdas:

Acorde La menor Cejilla

Intentad efectuar solo la fuerza necesaria para que el acorde suene bien, si notáis algún dolor parad e intentadlo pasado un minuto, así hasta que encontréis el punto correcto de sonido y comodidad tocando. El mismo acorde, pero con una cejilla en las 6 cuerdas sería así:

Acorde La menor Cejilla

En este caso sí que tenéis que usar el dedo índice completo para hacer la cejilla, algo como la siguiente foto pero en el diapasón de la guitarra (fijaos solamente en la posición del dedo índice):

Dedo índice

Os dejo un vídeo en el momento exacto en el que muestran claramente como tocar la cejilla:

Recordad, tocar cejillas requiere práctica, no os desaniméis si al principio os cuesta y no suenan como deberían, en poco tiempo notaréis como mejoráis notablemente y las cejillas además de sonar bien las tocáis sin esfuerzo.

En el libro de acordes para guitarra que publiqué el otro día encontraréis muchos más ejemplos para practicar. ¡Suerte!