Entrevista a Zakk Wylde

Este es un extracto de la entrevista realizada en RafaBasa por Jorge del Amo a Zakk Wylde, que el próximo 19 de marzo estará de gira en España junto a Black Label Society en la sala Razzmatazz 2 de Barcelona.

Zakk Wylde

– Hola Zakk, muy buenos días desde Madrid. De hecho, creo que estás en Europa, ¿por dónde andas? ¿Todo bien?

Zakk.- Sí, tío, todo muy bien. Estamos en Inglaterra estos días, y nada, hemos ido a comer, a ver Londres y bueno, luego iremos a dar una vuelta por ahí, así que todo muy bien… Preparado para la entrevista, ¡dispara cuando quieras!

– Un placer por supuesto contactar contigo, como siempre, aunque haya sido un poco tarde con respecto al lanzamiento de “Order Of The Black”, el nuevo trabajo de BLS, sobre el que me gustaría comenzar hablando en primer lugar, si te parece.

Zakk.- ¡Claro, tío!

– El disco salió en Agosto en todo el mundo, así que ya ha pasado tiempo suficiente como para hacer un poco de balance a nivel de ventas y todo eso… Cuéntanos Zakk, ¿cómo ha funcionado el disco con respecto al resto?, ¿cuál es tu impresión personal sobre la recepción del álbum?

Zakk.- Es realmente sorprendente, y está claro que los fans de BLACK LABEL SOCIETY están satisfechos con el disco… Nosotros encantados y el caso es que la familia BLS cada vez es más grande. Las reacciones han sido increíbles, te lo aseguro.

– Para mí el octavo disco de BLS es uno de los mejores que has hecho nunca, el mejor desde “Mafia” para mi gusto, además de uno de los que mejor reflejan la identidad del metal de esta banda. ¿Lo ves tu del mismo modo?

Zakk.- Bueno, puede ser. A mí me encanta, eso seguro…

– No sé, quizás los temas esta vez parece como que tienen un extra en su composición, se quedan mejor, suenan más a clásico atemporal, sobre todo… Realmente creo que es un disco que se escuchará dentro de 20 igual que hoy, que supongo que será el objetivo, ¿no?

Zakk.- Cada disco es un mundo… En este caso han pasado cuatro años entre “Shot to hell” y este nuevo disco, pero la forma de componer ha sido prácticamente la misma. Cuando entramos al estudio solo tenía la música para “January”, que de hecho fue la primera canción que grabamos, pero es como funciono yo, puedo estar mucho tiempo sin escribir música, y según entro al estudio me viene la inspiración, comienzo a escribir y me vienen ideas por todas partes, ya sabes. Aunque a mí me parece que es algo normal en todo el mundo, porque siempre estás emocionado cuando empiezas a trabajar en el material nuevo. Por otro lado, el disco se hizo en 94 días, desde que empezamos a componer, grabación, mezcla, masterización y diseño, todo completo en 94 días.

– Escuchando el disco, y en general ocurre con cualquier de la banda, aunque cada uno tenga su propio toque, pero de fondo siempre está el espíritu y sonido 100% marca de la casa. ¿Tus influencias siguen siendo las mismas ahora que cuando empezaste con BLS en el 98? ¡Desde luego escuchando tus discos así lo parece!

Zakk.- Es posible que sí, pero a pesar de ello creo que en cualquier banda o músico hay una evolución. Por ejemplo Eric Clapton, si comparas su estilo con John Mayall al que tenía con CREAM, DEREK AND THE DOMINOES o después en solitario ves una evolución clara. Por otro lado, yo sigo pensando en mis bandas favoritas como LED ZEPPELIN, y el primer disco no es como “In Through The Outdoor”, y pasa lo mismo con SABBATH, no es igual su primer LP que “Never Say Die”. Es historia y a mí me gusta mucho la historia…

Mira, es como las películas viejas, que sabes de qué año son por los coches o el aspecto de la gente. Creo que es algo bueno, no hay más que mirarme a mí en las fotos cuando empecé con Ozzy en los ochenta, salía con mi pelo cardado, y me parece sensacional porque era el momento, era la época. Y con todo lo demás ocurre lo mismo, y por supuesto que hablando de discos también es un poco igual, si reúnes a cinco personas en una habitación y es preguntas cual es su disco favorito de LED ZEPPELIN, posiblemente obtengas cinco respuestas diferentes, y lo mismo si haces la prueba preguntando por un disco favorito de SABBATH, y mucho más si incluyes la etapa de Ronnie James Dio.

– Una de las diferencias con los anteriores es que este trabajo es el primero que has hecho ya sin estar en la banda de Ozzy, ¿qué parte de culpa ha tenido tu salida de OZZY OSBOURNE a la hora de conseguir un álbum tan excelso como “Order Of The Black”? Me refiero a que quizás en esta ocasión has dispuesto de más tiempo para centrarte en este disco y sobre todo a que a partir de ahora podrás centrarte exclusivamente en tu banda,

Zakk.- Sí, es verdad, pero para mí nunca supuso ningún problema estar con Ozzy a la hora de desarrollar mi banda. Es mi hermano, le quiero y nunca tuve ese problema, la verdad… Tengo muy buen recuerdo de mi etapa con Oz, trabajé con él codo con codo, hicimos algunos de los mejores discos de su carrera y nunca me sentí como un músico contratado, era la banda en la que estaba. El caso es que era tocar con mis amigos, igual que lo es con BLS, no había diferencia en ese sentido.

– Hablando ya de la música del disco en concreto, este nuevo disco me parece enormemente equilibrado, lo que lo hace más dinámico y adictivo al oyente. Hay un poco de todo, desde temas extremadamente pesados y grasientos, como los tres primeros, por ejemplo, hasta baladas exquisitas como “January”, “Darkest Days” o “Time Waits For No One”, a cual mejor, y todas con el sello BLS en su interior… ¿Esto es algo que piensas antes de ponerte a hacer el disco o que simplemente sale solo?, ¿buscas esta variedad?

Zakk.- En lo que a variedad o estilos de música se refiere, puede haber de todo, desde SABBATH hasta Elton John, y también Neil Young, THE EAGLES, que es un grupo que me encanta, THE ALLMAN BROTHERS, (LYNYRD) SKYNYRD, y muchas otras grandes cosas. La música que me gusta y con la que crecí es el rock clásico. En lo que a guitarristas se refiere John McLaughlin y Al DiMeola son de mis favoritos, pero también escucho mucho a Alan Holdsworth, tipos de fusión, que es una manera de escapar un poco de lo que hago normalmente. Pero no tengo ideas preconcebidas cuando me pongo a componer.

– Por cierto, me ha llamado mucho la atención “Chupacabra”, un tema instrumental a la guitarra española inédito en tu discografía en el que aquí sí dejas fluir toda tu velocidad y técnica… ¿Y porqué llamar al tema con el nombre de tan curioso ser mitológico?

Zakk.- De hecho, tiene que ver con “Speedball” que aparecía en “1919 Eternal” y también con “T.A.Z.” del primer disco de BLS. Los tres serían simplemente piezas acústicas más que  temas completos en sí. Y del nombre, bueno, es simplemente un homenaje a mi extraña vena flamenca y gusto por gente como Carlos Montoya, Django Reinhardt, obviamente Paco de Lucia y demás, además de gente como Eddie Van Halen, claro.

[Sigue leyendo el resto de la entrevista en RafaBasa]

 

Un comentario en “Entrevista a Zakk Wylde”

  1. BaTTiZ 94 dice:

    Grande Zakk!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *