Entrevista a Jordan Rudess de Dream Theater

Jordan Rudess

Jorge Cárcamo de RafaBasa.com ha tenido la suerte de entrevistar al teclista virtuoso Jordan Rudess de Dream Theater. Os dejo un extracto de la entrevista:

– Hola Jordan, es un verdadero placer tenerte al otro lado del teléfono para charlar con nosotros un rato. En Junio sacáis nuevo disco, “Black Clouds & Silver Linings” y para comenzar me gustaría que nos explicaras qué vamos a encontrar en este nuevo trabajo de DREAM THEATER.

Jordan.- Vale, pues creo que es un disco muy excitante y siento que en este caso las estrellas estaban totalmente alineadas cuando estábamos componiendo el álbum. De hecho, pienso que hay mucha magia en este disco, mucho DREAM THEATER, y sigue siendo muy potente, con lo que todos en la banda estamos realmente satisfechos con lo que hemos hecho y la pasión que le hemos impreso a este trabajo. Sinceramente creo que demuestra que la banda está en un gran lugar, tanto musical como espiritual y personalmente, y esto se refleja totalmente en “Black clouds & silver linings”. Tiene muchos de los elementos favoritos y definitorios de DREAM THEATER, y además es el tipo de álbum que va en varias direcciones diferentes y con canciones de todos los estilos, desde baladas como “Wither” hasta canciones épicas e intensas como “The count of Tuscany”, que tiene un montón de cambios. Estamos realmente confiados sobre lo poderoso y bueno que es este disco.

– Leí hace tiempo que Mike lo definía diciendo imaginaos un álbum con “A Change Of Seasons”, “Octavarium”, “Learning To live”, “Pull Me under” y “The Glass Prison”. ¿Cómo lo definirías tú?

Jordan.- Bueno, yo creo que es una descripción bastante grande y abierta, pero pese a esto es que es exactamente cómo es porque tiene todos los elementos interesantes de estos discos y es que todas las influencias de este álbum vienen de ahí. De todas formas, pienso que a lo que Mike se refiere exactamente es que este disco tiene todos los elementos que hacen de los discos de DREAM THEATER algo apasionante y una experiencia a disfrutar.

– Personalmente creo que es muy cierto eso que comenta Mike, parece que retomáis un sonido más melódico, menos directo, más elaborado pero menos complejo, una producción limpia y no recargada, esa esencia que teníais con discos como “Images And Words”, “Awake” y “Falling Into Infinity”. ¿Ha sido algo premeditado?, ¿estabais buscando algo así?

Jordan.- Desde el principio la idea fue la de acercarnos a este disco de una manera muy abierta, sin ningún prejuicio ni regla o plan sobre lo que fuera a pasar o lo que estábamos componiendo. Simplemente teníamos que componer buena música y que fuera DREAM THEATER, ésa era la premisa, simplemente hacerlo. Esto no significa que la banda trabaje a ciegas o “a lo que salga”, que nadie se confunda, porque DREAM THEATER es una banda donde los conceptos son importantes pero una vez que empezamos con el proceso de composición de este disco, fue algo ampliamente abierto. Lo que sí intentamos es que cuando teníamos un tema muy heavy o una canción muy larga, tratar de escribir también un tema más suave o más corto para tratar de compensar y equilibrar el disco. Pero entrando en el proyecto de creación de canciones, no ha habido ninguna limitación ni ninguna dirección predeterminada a seguir.

– Noto que en este último disco en concreto tu trabajo es soberbio. Al darle un toque mucho más melódico, las atmósferas que creas con el teclado son constantes, envuelves las notas de la guitarra y también compartes con ella protagonismo y grandes solos. ¿Has tenido más trabajo que nunca en este disco?

Jordan.- Bueno, digamos que ha sido un álbum muy trabajoso para mí pero también muy inspirador porque he podido hacer todas las cosas que me gustan, desde orquestaciones clásicas en canciones como “The best of times”, que tiene variedad y sonidos de orquesta, aunque también me gusta aproximarme al material más heavy cuando estoy trabajando en este tipo de álbumes, y esto te permite sonidos al límite, distorsión, y una aproximación más metálica trabajando conjuntamente con la guitarra. Por ejemplo hay una gran parte de inicio en “The count of Tuscany”, que se convierte en una melodía muy espaciosa y abierta. Creo que es un trabajo que te permite trabajar con diferentes tonos, y utilizar desde sonidos acústicos hasta otros mucho más duros, uso del mellotron, mucho material progresivo y muchas líneas de trabajo en general. También en una canción como “A rite of passage” he podido trabajar mucho a través del ordenador, incluso desde mi I-phone, con un programa llamado Viva. Así que supongo que sí, que he trabajado bastante pero a la vez con un buen material, y me he divertido bastante en esta grabación.

– En este último disco sólo una canción es corta (5minutos) y el resto supera los 12 minutos excepto una que es de 8 minutos. ¿Es algo que os proponéis al componer o simplemente nace poco a poco, cada uno sugiriendo nuevas partes, añadiendo hasta lograr una parte homogénea y compacta?… Quizás esto hace que este disco sea algo más complejo para la gente que no esté 100% metido en el progresivo.

Jordan.- Entiendo lo que dices pero es que la música de DREAM THEATER es así, y no creo que haya que buscar demasiadas comparaciones o diferencias con otros. La pregunta quizás sería que cuánta gente que no son fans de DREAM THEATER deberían escuchar algunos temas tan largos, pero sinceramente no es algo que nos preocupe. Es que el extenderse en las canciones no tiene nada que ver con no ser comerciales o lo que sea. De hecho, ahora acabamos de hacer un vídeo para “A rite of passages” y es una versión editada, casi a modo de radio single, y obviamente tenía que ser una versión más corta que la que aparece en el disco porque de alguna manera hay que intentar que le entre a la gente que no está realmente metida en música de canciones muy largas. Luego hay alguna canción como “Wither” que sí es más digerible para gente que no esté 100% metida en DREAM THEATER, y también va a ver una serie de versiones en un CD extra que vendrá en una edición especial del álbum.

Es que no queremos ser cerrados en el sentido de decir: “sólo canciones épicas y largas y es lo que hay”, porque siempre tenemos el deseo de comunicarnos con el mayor número posible de gente, no sólo fans especializados en el progresivo. De todos modos, tenemos claro que nunca seremos extremadamente comerciales o populares, ya sabes, y nosotros no somos precisamente los salvadores de la industria o algo parecido.

[…sigue leyendo aquí…]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *