Entrevista a Billy Sheehan

Los redactores de Rafabasa tuvieron la suerte de entrevistar a Billy Sheehan en su reciente paso por nuestro país junto a Tony Macalpine y Virgil Donati. Siempre es interesante leer una entrevista a un gran músico, sus inquietudes, proyectos, conocimientos, etc.

Billy Sheehan

– Hola Billy, es un placer el tenerte de nuevo aquí en Madrid. Vamos a comenzar hablando del disco de DEVIL’S SLINGSHOT que se acaba de editar. Cuéntame sobre lo que vamos a encontrar dentro del álbum

Billy.- Bueno, DEVILS SLINGSHOT es la banda de Virgil (Donati) y Tony (Macalpine) porque ellos han hecho el disco, los arreglos… y yo sólo estoy tocando el álbum con ellos en esta gira. De todas formas, he tocado en 5 temas del disco y el resto de los bajos es cosa de Tony. Yo les conozco desde hace mucho y sé de lo que son capaces, así que la música del álbum es increíble y siempre es un placer tocar con ellos. Hay cosas muy difíciles de tocar pero está bien, está bien,

– ¿Cómo está yendo la gira en general y como es estar de nuevo en España en particular?

Billy.- Todo va fantástico y yo adoro tocar en España. Recuerdo el pasado agosto, por ejemplo, y todo fue fantástico. En España el público siempre lo hace interesante y nos obliga a hacer mejores conciertos. Es cierto que ha habido shows mejores y otros peores con todas las bandas con las que alguna vez he visitado España (DAVE LEE ROTH, MR BIG, STEVE VAI…) pero el público siempre ha sido fantástico. A mí me gusta mucho tocar en grandes recintos, pero de vez en cuando está genial embarcarte a tocar rock n’roll en bares pequeños con tus amigos. Es gracioso tocar por ejemplo en el Madison Square Garden o el Tokyo Dome y después tocar en el bar de debajo de tu casa y a veces salen las mejores noches de tu vida, es realmente curioso. Especialmente en los dos últimos años recuerdo conciertos especialmente buenos en España así que tengo que agradecerles de corazón a mis fans españoles que me traten tan bien cuando voy a vuestro país.

– Y comparando con el éxito y las condiciones de viaje, alojamiento… que has tenido con supergrupos como DAVID LEE ROTH o MR. BIG, ¿cómo es estar en la carretera con una banda como ésta?

Billy.- Si te digo la verdad, hacía tiempo que tenía ganas de hacer una gira de estas características para conectarme de alguna manera con la realidad e incluso darme cuenta de que al final sólo somos músicos. Por ejemplo, en los últimos años he estado con Ritchie Kotzen en Japón y allí nos tratan como auténticos dioses y hacemos conciertos con aproximadamente 150 personas en total trabajando para nosotros. Hace unos 12 años recuerdo hacer algunos conciertos con una banda japonesa durante todo un verano entero y había como 400 personas trabajando en ello y preparando los shows. Y después vas a Los Angeles, tocas en un club y simplemente te sientas un rato con tu banda, te tomas una cerveza y sales a tocar… y te aseguro que prefiero la segunda opción porque sólo está la banda y unos pocos viéndote. Tú sabes que he tocado en shows realmente enormes y de verdad que prefiero los conciertos íntimos en escenarios muy reducidos porque disfrutas mucho más y al final es más divertido. Ahora tenemos un bonito autobús, limpio, cómodo… y es fantástico porque no necesito nada más. Además, así puedes conocer a la gente, hacer amigos músicos…

De vez en cuando lees e-mails con historias sorprendentes… Por ejemplo recuerdo que me escribió una persona desde Inglaterra que lo sabía todo de mí, todo, era un gran fan y me contaba que había perdido a su padre recientemente y estaba realmente triste, y me decía que escuchando mi música se había ido recuperando poco a poco. Yo le entendí porque también perdí a mi padre hace 4 años y sé lo que se siente, así que me sentí realmente emocionado y agradecido… No sé, me gusta estar en contacto con la gente y sentirme cercano a los fans, siempre hablo con la gente en todos los conciertos que vengo, les animo a que hagan fotos… Es el poder de la música, no de las personas que la hacen, creo que la música de verdad es un vínculo tan grande que se rompen todos los mitos, estrellas y demás.

– Cuéntale a la gente que no conozca tu carrera anterior a MR BIG sobre cómo fueron tus comienzos y los primeros años con tu banda TALAS.

Billy.- Sí, yo estuve tocando durante los 70 y principios de los 80 con TALAS. Debimos hacer como 3.000 conciertos en esos años. Tocábamos como 20 conciertos al mes, una locura. Hacíamos el show, buscábamos a alguien para firmar algún contrato, con suerte había sexo, montábamos el camión y de nuevo a la carretera, y otra vez lo mismo. Ahora todo es más controlado y funcionamos de otra manera pero aquella experiencia no la cambio ni por 10 millones de dólares. Fue algo fantástico… dormíamos en coches, había peleas… nos pasó de todo pero fue algo maravilloso.

– Tú naciste y creciste en Buffalo, ¿no es así? Después te trasladaste a LA, ¿cómo era la escena en Nueva York comparada con la de Los Angeles?

Billy.- Buffalo era un lugar peculiar y sorprendente pero había bandas increíbles. En todos los lugares de Norteamérica, Buffalo, Chicago, Pittsburg… donde fuera, había docenas de bandas excelentes. En Buffalo había también todo tipo de locales para tocar y de jueves a domingo había muchos conciertos. Hacia 1979 todo era muy grande pero las cosas cambiaron hacia 1983 u 84 aunque realmente fue el tema de DAVID LEE ROTH lo que me hizo moverme a LA. De todos modos, en aquellos años está claro que Los Angeles estaba explotando sobremanera: había cientos de bandas, era fácil conseguir buenos contratos… Yo me siento afortunado porque viví las buenas épocas de ambos lugares.

– ¿Cómo entraste en contacto con David Lee Roth y cómo empezaste en la banda?

Billy.- Cuando estaba en Buffalo, David Lee Roth era todavía el cantante de VAN HALEN y de repente yo iba a tocar con él, ¡guau!… Recuerdo que con TALAS llegamos a abrir para VAN HALEN y, de hecho, nos convertimos en una banda muy grande, que tocamos en toda América, editamos varios discos realmente buenos, las cosas funcionaron muy bien…. Entonces, abrimos para VAN HALEN, Eddie me vio y pensó que era algún tipo de fan idiota pero de repente, cuando estábamos en algún lugar de América, recibí una llamada de David Lee Roth preguntándome si quería ser el bajista de una banda que estaba montando. Le pregunté sobre quién iba a tocar la guitarra, y me dijo que estaba pensando en Steve Stevens (BILLY IDOL) pero que quizás no quisiera. Yo le sugerí a Steve Vai como primera opción.

 

Billy Sheehan

– ¿Así que tú ya conocías a Steve Vai entonces?

Billy.- Bueno, no exactamente. Yo entré en la banda y Steve Vai vino después. Steve ya era supremo entonces pero yo fui quien se lo sugerí a David.

– Con DAVID LEE ROTH grabaste dos fantásticos discos, “Eat’em and smile” y “Skyscraper”, que eran tan buenos como cualquier disco de VAN HALEN en mi opinión. ¿Porqué no permaneciste en la banda más tiempo?… es que incluso no llegaste a ir en la gira del segundo disco.

Billy.- Bueno, el primer disco es fantástico, adoro “Eat’em and smile”. Escribimos las canciones juntos, actuamos en todo momento como una banda, nos divertimos mucho, hubo grandes noches en clubs, fiestas, muchas cervezas… Realmente fueron grandes momentos pero de repente las cosas cambiaron, no sé exactamente porqué. Hubo otros músicos alrededor, cantantes en el estudio trabajando las armonías vocales… y algo no funcionó. Por eso “Skyscraper” me gustó menos, le faltaba ese toque salvaje del primero, y había demasiada gente hablando alrededor. Yo hablé con Steve sobre el tema y él también me dijo que seguramente dejara la banda después de la gira pero yo me marché antes. Ahora, adoro ese período, creo que conseguimos grandes cosas, nos hicimos buenos amigos y, de hecho, David me ha invitado a ver los nuevos ensayos de VAN HALEN así que sigue habiendo buen rollo entre nosotros.

– Un año y medio después de aquello pusiste en marcha un nuevo proyecto junto a Paul Gilbert y Pat Torpey, a los que se unió Eric Martin para dar forma a MR BIG. ¿Cómo comenzó la banda?

Billy.- Bueno, tengo que citar a Steve Stevens de nuevo porque yo quería hacer una banda con él (risas). Pero una vez más no pudo ser aunque yo ya estaba buscando nueva gente para hacer algo y había encontrado al cantante, también el guitarrista, el batería, estábamos ensayando juntos, teníamos el management… Llevamos a la banda a Atlantic Records, a ellos les gustó MR BIG y ahí comenzó la historia. Ya con TALAS habíamos tenido contactos con ellos pero nunca llegamos a firmar pero con MR BIG fue todo bastante bien desde el principio.

– Después del increíble primer disco de la banda realizasteis una exitosa gira de presentación pero parece ser que estuvisteis por debajo de la cifra de ventas que quizás Atlantic esperaba.

Billy.- Puede ser…

– De todas formas, todo cambió con el tema “To be with you”. ¿En algún momento tuviste miedo de no estar teniendo el suficiente éxito?… Lo digo porque por aquel entonces, el mundo de la música estaba cambiando mucho y muchas bandas de hard rock entraron en el mundo del mainstream pero muchas otras que nacieron en la misma época que MR BIG, como BLUE MURDER o BADLANDS, no funcionaron demasiado bien pese a ser excelentes.

Billy.- Bueno, es que realmente no sabes hasta qué punto puede tener éxito cuando juntas una banda. Nosotros sabíamos que teníamos algo bueno entre manos, sabíamos que teníamos una gran combinación de músicos geniales que tenía que funcionar, además de un conjunto de canciones fantásticas. Eso es todo lo que teníamos y realmente disfrutábamos con aquello, todos estábamos realmente satisfechos de esos primeros temas. Además, teníamos un manager increíble, uno de los más importantes y de los mejores que ha habido nunca en el rock. Además, él no era sólo un hombre de negocios sino que era un músico, así que entendía bastante de música y fue muy positivo para nosotros. De todas formas, nosotros mantuvimos la fe en todo momento en que el producto era bueno.

Aún así, pese a que el segundo funcionó mucho mejor, no creo que fuera sólo “To be with you” porque también funcionaron de maravilla otras 3 o 4 canciones de “Lean into it”. Además, no paramos de girar continuamente hasta que editamos el tercer disco y entonces fue un año difícil también porque después nos embarcamos también en una gira mundial de un año. De todas formas, no me quejo porque fue una experiencia increíble el poder tocar tanto alrededor del mundo.

– Después de varios años dorados, especialmente en el mercado asiático, MR BIG se rompe. ¿Porqué?, ¿qué recuerdas de aquello?

Billy.- Nos acabamos cansando, pero estoy totalmente satisfecho de la carrera de MR BIG… Bueno, es que el éxito no fue sólo en Japón porque por ejemplo éramos enormes en Tailandia, Malasia, Indonesia… También fuimos oro muchas veces en toda Europa, tuvimos números 1 en 40 países, dos números 1 en la MTV americana… La gente suele centrarse en Japón pero lo cierto es que el país nipón fue sólo uno entre muchos. Fue una carrera increíble en todo el mundo aunque es cierto que sobre todo en Japón, Hong Kong… fue superlativo. “To be with you”, “Just take my heart”, “Wild world”… fueron vídeos que se emitieron en todo el mundo cientos de veces… Recuerdo que tocamos en Brasil en una playa ante 100.000 personas y fue increíble, uno de los mejores shows que recuerdo en toda mi carrera, en Sao Paulo concretamente. Impresionante, todo fue impresionante.

– Por aquel entonces grabaste el disco de Glenn Tipton, “Baptizm of fire”, con Cozy Powell, quien también estuvo en tu proyecto NIACIN… ¿Coincidiste con ellos y grabasteis juntos o simplemente ellos te mandaron las cintas y tú grabaste tus partes?

Billy.- Sí, sí, estuve con ellos grabando. Tengo que decir que siempre he sido un gran fan de JUDAS PRIEST, me encantan todos sus discos desde el primero al último. Tengo un montón de piratas de sus primeros años, actuaciones en América… De hecho, “Screaming for vengeance” es uno de mis discos favoritos de todos los tiempos y es que Glenn es uno de los guitarristas más excitantes que conozco y en este disco hay mucho de él. Adoro el material de Glenn y fue fantástico colaborar con él y Cozy en ese disco.

– También has editado trabajos con el batería Dennis Chambers bajo el nombre de NIACIN, grabando material de rock fusion pero con sonido poderoso. ¿Qué nos tienes que contar sobre esto?

Billy SheehanBilly.- Dennis es seguro mi músico favorito, de cualquier instrumento. Dennis y Paco de Lucia, Pablo Casals, Hendrix… muchos de los que tocan con el corazón (risas). Pero Dennis es un fenómeno natural y la primera vez que le escuché me cambió totalmente la vida, es impresionante, como el Hendrix de los baterías. Por eso trabajar con Dennis para mí es un placer absoluto.

– Tras esto, volviste a intentarlo con MR BIG grabando un par de buenos discos, pero ya con Ritchie Kotzen a la guitarra. ¿Le preguntaste a Paul sobre volver a la banda entonces o directamente llamaste a Ritchie?

Billy.- Sí, por supuesto. Es que MR BIG soy yo, Pat, Eric y Paul, son los reales MR BIG. Me encanta Richie y es cierto que juntos grabamos un par de discos fantásticos pero, desde mi visión de fan, cuando un grupo cambia de componentes ya no es lo mismo. A mí me rompió el corazón el tener que cambiar la banda, de verdad, y creo que Richie hizo un trabajo excelente, es un gran guitarrista y un fantástico cantante pero los cambios en la banda me afectaron mucho. A veces se habla de una posible reunión de MR BIG y cosas así pero nunca va a pasar si Paul no quiere hacerlo. Pero bueno, Paul es un buen amigo, hicimos un tour juntos hace poco con Mike Portnoy y Gary Cherone por Norteamérica a modo de tributo a THE WHO, y todo fue genial. Él tiene un talento extraordinario pero no quiere hacerlo.

– En el DVD sobre los conciertos de Farewell en 2002 se notaban dos cosas muy claras: grandes canciones tocadas por excelentes músicos pero con “mal rollo” en la banda.

Billy.- Sí, es cierto. Todo el mundo en la banda son grandes tipos y no puedo decir nada malo sobre Eric, Pat, Richie o Paul. Richie y Paul son excelentes músicos y compositores, Pat se adaptó muy bien a casi todo pero Eric y yo llegamos a ser algo incompatibles a la hora de trabajar… y en una banda esto no es bueno que pase porque todos debemos mantener una coherencia común a la hora de trabajar. Entonces me hice una promesa a mí mismo y es que no iba a hacer nada forzado ni a firmar tratos imposibles, y no lo he vuelto a hacer nunca más.

– Tu carrera ha sido larga e intensa. ¿Que piensas sobre ella y sobre tí mismo como músico y persona cuando miras atrás?

Billy.- Todavía estoy alerta y me gusta seguir aprendiendo, como bajista y como persona. De todos modos, estoy agradecido porque la vida me ha tratado bastante bien, me ha cuidado, he tenido la suerte de tener éxito como músico, de viajar mucho desde los tiempos de TALAS… recuerdo que la primera vez que estuve en España fue en 1983 por ejemplo… todo el tema de DAVID LEE ROTH, MR BIG, STEVE VAI, mis proyectos en solitario, conocer tanta gente de todo el mundo… Recibo mails de Irak, Arabia, todas las partes de Asia, sitios inimaginables en África… soy conocido y apreciado como músico en todo el mundo y me hace sentir fantástico. Básicamente me siento muy afortunado y agradecido a la vida y a la música.

– Mucha gente te llama el “Jaco Pastorius” del mundo del bajo de rock. ¿Has desarrollado tu estilo tan intenso tocando para acompañar de algún modo a los guitarristas que han tocado contigo, o para diferenciarte y destacarte sobre ellos?

Billy.- Nunca lo he pretendido (risas) Yo no creo que mi estilo sea para acompañar a ningún otro instrumento pero es cierto que me encanta tocar con guitarristas. Recuerdo que de joven ya me encantaban las bandas que hacían jams, gente como THE YARDBIRDS, pero dónde a su vez el bajista era importante. Recuerdo escuchar a gente como Jeff Beck o Eric Clapton y ellos siempre estuvieron acompañados por grandes bajistas, pero además es que tocaban juntos, no había uno más protagonista que el otro. En CREAM, el bajista y guitarrista tocaban como una misma persona, Hendrix por ejemplo interactuaba mucho con su batería, hacían grandes jams pero sin dejar de sonar como un buen equipo. A mí me encanta eso, y por eso adoro tocar con alguien, ya sabes, quien sea, pero tocar con alguien.

Por otro lado, como bajista nunca he querido buscarle ninguna limitación a mi instrumento, algunos lo hacen y se limitan a utilizarlo como mero acompañamiento, pero no creo que gente como Jaco lo enfocara así. Haz lo que sepas, o lo que seas capaz de tocar con tu instrumento, pero no lo infravalores. Yo estoy dentro de una banda y sé cuál es mi rol pero, por ejemplo, yo estuve 10 años aprendiendo antes de estar establemente en ninguna banda. Ahora puedo hacer cosas locas con el bajo de vez en cuando, pero sin olvidar en ningún momento que el bajo y la batería deben llevar el ritmo, y que en el fondo son los instrumentos más importantes para sostener la música de una banda. Por eso pienso que claro que hay que acompañar al guitarrista, pero a su vez creo que es más importante el hecho de que, en una banda, es el guitarrista el que tiene que saber que debe acompañarse de un buen bajista y batería para triunfar.

– ¿Hay algún músico con el que no hayas trabajado todavía que desees hacerlo?

Billy.- Por ejemplo nunca he trabajado con Paco de Lucía y me encantaría, pero humildemente creo que no soy lo suficientemente bueno todavía. Él es el maestro de la música, un tesoro nacional para vosotros que es inmensamente apreciado en todo el mundo. Es puro arte, emoción, pasión… él es el arte. Desde aquí le digo a cualquier músico de España que tenga oportunidad de ver al maestro y no va, que se arrepentirá toda su vida.

– ¿Volverás en algún momento a la banda de Steve Vai?, ¿qué otros proyectos tienes en mente?

Billy.- No lo sé, Steve es como un hermano para mí, le adoro, hemos pasado grandes momentos tocando juntos. Yo espero que volvamos a trabajar juntos porque siempre lo he pasado de maravilla tocando con él. Es un tipo fantástico y como guitarrista es completamente único.

En cuanto a proyectos, bueno, ahora estoy trabajando en un álbum en solitario, un disco mío. Antes de partir de gira terminé las partes de batería y tengo como 20 canciones listas, habrá invitados especiales… Va a ser genial pero es una sorpresa. Todavía no tiene título pero seguro que saldrá como mi nuevo proyecto en solitario. Yo he compuesto y grabado todas las guitarras y bajos del disco, y he cantado aunque habrá algunas colaboraciones al respecto.

– Muchas gracias, Billy.

Ok, ¡gracias amigos! (lo dice en castellano)

Tony Hernando

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *