5 consejos para guitarristas de Andy Timmons

Andy Timmons

Andy Timmons es sin duda uno de los guitarristas más completos de la actualidad. Tiene técnica, feeling, estilo propio, un tono único y unas composiciones que dejan con la boca abierta a la mayoría de gente que las escuchan. Music Radar tuvo la suerte de hablar con él y recopilar estos 5 importantes consejos para guitarristas.

Tocar, tocar y tocar

Como introducción, Andy comienza hablando sobre la costumbre actual de querer conseguir todo lo más rápido posible, la búsqueda continua de atajos. Pero el verdadero secreto en la guitarra es que no hay atajos, un buen guitarrista se construye pasando tiempo con el instrumento, mucho, mucho tiempo, trabajo duro y esfuerzo. Lo que está claro es que si te gusta, todo ese tiempo y “esfuerzo” será lo mismo que disfrutar. Si algo te gusta, lo haces.

Lo normal es que si algo te gusta no dejes de hacerlo y que nadie tenga que insistirte para que lo hagas. Andy explica como nadie podía quitarle la guitarra de las manos, siempre ha estado enamorado de su sonido, sus formas y todo lo que forma parte de ella. Crecer musicalmente y tener la capacidad de expresarse emocionalmente con la guitarra mejor que verbalmente a día de hoy.

Aprende de oído todo lo posible

El oído es el recurso más importante de un músico. Andy fue autodidacta desde los 5 a los 16 años. Todo lo aprendió a través de sus tres hermanos (unos cuantos acordes) y su grabadora hasta que finalmente consiguió un libro de acordes de Mel Bay a través de un vecino.

Lo más importante es intentar aprender todo lo posible por ti mismo, y cuando dejes de progresar acudir a un profesor, vídeos o transcripciones. Aprender una canción de oído es un proceso distinto al de hacerlo a través de una partitura o tablatura. Se profundiza más en la canción. Después, al utilizar la transcripción todo cobra sentido y la conexión entre el oído y la guitarra es mucho más sólida.

En tiempos hice un par de entradas sobre este tema que os pueden interesar:

Mejorar nuestro oído musical
Aprender a tocar la guitarra y entrenar el oido

Toca con otros músicos

Uno de los consejos más repetidos por todos los guitarristas. Cuando tocas con otros músicos es cuando surge la magia. Encontrar una grupo para improvisar, compartir ideas, componer, actuar en público es sin duda la mejor forma de crecer musicalmente. Hoy en día tenemos la capacidad de tocar con miles de backing tracks, cajas de ritmos, etc y es un gran recurso, pero eso no puede sustituir a tocar en grupo.

Diviertete siempre

Otro consejo repetido hasta la saciedad por todos. La música tiene como objetivo disfrutar, entrenter, pasarlo bien y expresar emociones. Debemos evitar la frustración. Cuando algo resulta muy difícil de tocar lo mejor es tomarse un respiro y dar paso que sea más sencillo de tocar y fluya mejor en nuestros dedos. Siempre habra tiempo para retomar ese lick complicado, lo importante es no frustrarse pues lo más probable es que lo que consigamos con ello es dejar el instrumento a un lado en lugar de seguir tocando y disfrutando.

Estudiante para toda la vida

Pese a llevar toda la vida tocando la guitarra, Andy siempre encuentra tiempo para aprender cosas nuevas y seguir progresando como músico, aunque parezca algo complicado, ¿verdad?

Está claro que no es lo mismo que cuando era joven, tenía mucho más tiempo para practicar y el progreso y avances eran continuos. Tocaba la guitarra desde que se levantaba hasta que iba a dormir, estaba en la universidad de Miami estudiando Jazz y cuando no estaba en clase improvisaba con sus compañeros de residencia o daba conciertos los fines de semana.

Ahora, con una carrera más que exitosa y dilatada, el trabajo de Andy es la guitarra y debe compaginarlo con una familia y muchas otras responsabilidades que no incluyen la guitarra. No tiene el tiempo que quisiera para practicar y aprender pero siempre encuentra un hueco para hacerlo.

Una curiosidad al respecto fue cuando hace unos años acudió a un workshop de Pat Metheny, una de las grandes influencias de Andy. Tenía que tocar con él y se dió cuenta de que hacía ya muchos años que no había practicado Jazz y que necesitaba dar un repaso a todos los conceptos y técnicas para estar a la altura ese día. Así que rescató sus antiguos libros de jazz y empezó a practicar de nuevo además de aprovechar para juntarse con unos amigos para improvisar jazz. Finalmente no pudo acudir al workshop de Pat pero sí que consiguió volver a recordar y aprender de nuevo una parte de su carrera como guitarrista que tenía olvidada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *